¿Qué es teletrabajo? Cómo trabajar desde casa

El teletrabajo es una forma de trabajo a distancia, donde el trabajador desempeña su labor fuera del centro de trabajo habitual, sin necesidad de presencia física en la oficina. Para desarrollar el trabajo remoto se utilizan varias herramientas TICs (tecnologías de la información y la comunicación).

El teletrabajo te permite trabajar desde casa, desde tu lugar de vacaciones, desde una biblioteca pública… pero ha sido con la pandemia global por el Coronavirus Covid-19 cuando la demanda de trabajo no presencial se ha disparado.

¿Cómo se consigue un teletrabajo?

Un teletrabajo no es una especialidad profesional, no es un nuevo oficio, es una modalidad de trabajo. Ninguna empresa demanda teletrabajadores, pero sí operadores de atención al cliente, desarrolladores en un lenguaje de programación, traductores especialistas en una lengua extranjera, agentes comerciales, etcétera.

Es la propia empresa, la que oferta el empleo, la que puede plantear una jornada laboral a distancia. Para algunos empleos, como por ejemplo operario de gasolinera o cajero de un supermercado, el trabajo a distancia será virtualmente imposible. En otras situaciones, por necesidades logísticas de la empresa, o simplemente por falta de más espacio en sus oficinas, planteará la posibilidad de trabajar toda la jornada, o parte de ella, desde casa.

¿Dónde se consigue teletrabajo?

Para conseguir un empleo en la modalidad de teletrabajo puedes acceder a las plataformas de búsqueda de empleo más populares. En la mayoría de estas webs encontrarás varias ofertas de teletrabajo: basta que incluyas el término de búsqueda «teletrabajo» o «remoto» para que su buscador interno filtre las ofertas de empleo que permiten trabajar a distancia, las que no obligan a la presencialidad, los trabajos que pueden desempeñarse desde casa o desde donde tú quieras.

¿Qué teletrabajo puedo hacer?

Hay empleos donde la presencia física en el centro de trabajo es casi fundamental, como puede ser un mecánico, un fontanero, un frutero o una enfermera, por citar sólo algunos ejemplos. Pero hay determinadas profesiones mucho más propensas a poder ser desarrolladas en remoto, desde casa, a través de reuniones por videoconferencia o sólo con visitas puntuales a las oficinas.

Algunos de los empleos más demandados para el trabajo en remoto son:

  • Atención al cliente (Customer support).
  • Diseñador gráfico.
  • Redactor de contenidos (Copywriter).
  • Posicionamiento en buscadores (SEO).
  • Social Media Manager (Gestión de redes sociales).
  • Publicidad online (SEM).
  • Comunicación y marketing digital.
  • Formación online (E-learning).
  • Desarrollador front-end (desarrollador web).
  • Reclutador de talento (Recursos Humanos).
  • Traductor de idiomas.

¿Qué es el teletrabajo en casa?

El teletrabajo en casa, o teletrabajo domiciliario, es cuando el empleado siempre teletrabaja desde su domicilio, desde su propia casa. El trabajador necesitará habilitar un espacio en su propia casa para desarrollar su jornada laboral, con al menos un ordenador y una conexión a Internet.

Tanto el trabajador como la empresa (el empleador) deberán llegar a un acuerdo previo, antes de empezar a teletrabajar, sobre cuál será el lugar de trabajo habitual del empleado, si el horario será distinto respecto al trabajo presencial, etcétera.

¿Cómo hacer teletrabajo en casa?

La tradición del trabajo presencial es, todavía hoy, una costumbre muy arraigada en todas las empresas. El trabajo a distancia, desde casa, todavía se percibe como menos productivo, menos intenso y propenso a obtener un menor rendimiento.

Si tu empresa te ha propuesto teletrabajar desde tu casa, o por las actuales circunstancias te has visto abocado a ello, debes quitarte posibles malos hábitos y seguir las siguientes pautas:

  • Considera al trabajo remoto tan serio, y tan estricto, como era el mismo empleo en la modalidad presencial.
  • Cumple con un horario de manera estricta. Para facilitar la adaptación, continúa con el mismo horario que tendrían presencialmente
  • Aléjate de la cama o del sofá, inevitablemente baja la productividad.
  • Sigue una rutina de limpieza diaria. Aunque puedas trabajar en pijama, debes estar presentable en las videollamadas.
  • Crea un espacio propio de trabajo, preferentemente en una habitación luminosa que se utilice como despacho de trabajo.
  • Evita las labores domésticas durante el horario laboral. Si las mezclas no terminarás ni unas ni las otras.
  • Mantén el contacto con tus compañeros de trabajo, aunque ahora no os veáis a diario.
  • Separa el ocio, la familia, de tus obligaciones laborales.
  • Utiliza un email, y un teléfono, para el trabajo. Separa tus contactos personales de tus contactos profesionales.
  • Realiza pequeñas pausas para estirar los músculos o salir a despejarte. Evita en lo posible la vida sedentaria.
  • Y la más importante, cuenta con el apoyo y la comprensión de quienes conviven contigo.

¿Qué trabajos no se pueden hacer por teletrabajo?

Al igual que hay unas profesiones más aptas para el teletrabajo, también existen empleos que, por sus características, es virtualmente imposible que puedan desarrollarse a distancia.

Algunos de los trabajos que no pueden hacerse en remoto son:

  • Trabajadora doméstica. Cuidado de mayores en el hogar.
  • Cajero en un supermercado, o reponedor.
  • Mecánico de coches, motos o cualquier otro vehículo.
  • Repartidor de comida a domicilio (delivery).
  • Camarero en cualquier negocio de hostelería.
  • Vendedor ambulante.
  • Mensajero o transportista

Ventajas del teletrabajo para el trabajador

Las ventajas del teletrabajo, tanto para el empleado como para la empresa, son varias y muy beneficiosas. Algunas de las principales ventajas del trabajo en remoto para el trabajador son:

  • La autonomía. Poder trabajar sin moverte de casa, un sueño para muchos.
  • La flexibilidad en el horario. Disponibilidad para organizar tu propio tiempo.
  • Mayor facilidad para conciliar la vida familiar con la responsabilidad laboral.
  • Ahorro en tiempo, y en dinero, por los desplazamientos de ida y vuelta.
  • Derivada de la ventaja anterior, una menor contaminación ambiental al reducir la movilidad.

Ventajas del teletrabajo para la empresa, el empleador.

No sólo hay ventajas para el trabajador que accede a la modalidad de trabajar desde casa. También hay ventajas para los empresarios que deciden implantar el trabajo remoto en sus empresas. Algunas de las principales ventajas del trabajo a distancia son:

  • Aumenta la productividad de los empleados porque aumenta su comodidad y su satisfacción durante el desempeño de su jornada laboral.
  • Ahorro en costes, tanto en espacio físico como en suministros (luz, agua, calefacción, aire acondicionado,…).
  • Favorece la captación de talento y la retención del empleado.

Desventajas del teletrabajo para el trabajador

Hemos comentado las ventajas, evidentes, que tiene el teletrabajo. Pero el trabajo a distancia también tiene inconvenientes que debemos conocer y, siempre que sea posible, superar. Algunas de las principales desventajas de trabajar en remoto son:

  • Es necesario una fuerte autodisciplina para organizarse correctamente y aprovechar el tiempo de trabajo como si fuera presencial.
  • En demasiadas empresas el equipo informático, la conexión a Internet y/o los suministros son asumidos por el trabajador.
  • Es necesario habilitar un espacio de trabajo en el domicilio particular y, a veces, físicamente, esto no es posible.
  • El gasto energético se dispara. El consumo de agua, electricidad y otros suministros es aportado por el trabajador durante toda la jornada laboral.
  • El contacto con los compañeros de trabajo se reduce, dificultando la coordinación y aumentando el tiempo necesario para realizar tareas en conjunto.
  • La sensación de aislamiento en el trabajador aumenta, pudiendo derivar en problemas psicológicos.

Desventajas del teletrabajo para la empresa

Al igual que el trabajo a distancia acarrea algunos inconvenientes y dificultades añadidas para el trabajador, también para las empresas supone desventajas y nuevos retos que deben superarse cuanto antes. Algunos de estos inconvenientes para las empresas que optan por la modalidad de teletrabajo son:

  • Por la distancia física, aumenta la dificultad para motivar a los trabajadores.
  • Se pierde fuerza corporativa frente a los clientes.
  • Es necesaria una inversión para adaptar los equipos informáticos al teletrabajo. Tanto en herramientas de productividad y gestión del tiempo como en aplicaciones de seguridad para garantizar las comunicaciones y la privacidad.
  • Es necesario un mayor esfuerzo de organización. El no encontrarse en el mismo lugar de trabajo, y en los hábitos y costumbres adquiridos por el trabajo presencial, dificulta el organizarse de manera óptima.
  • Es necesario implementar un sistema de supervisión y un control de calidad. Es necesario monitorizar a distancia la efectividad del trabajo realizado por el empleado.
  • Se reduce la identificación con la empresa, su misión, sus valores, el branding entre los propios empleados, etcétera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s